Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

inicio mapa web email: info@centromedicosana.com webmail

Destacados

  • Estrenamos página web

  • Contacta con nosotros

  • ¿Dónde estamos?

En portada...

Radiofrecuencia

Radiofrecuencia corporal

La radiofrecuencia consiste en aplicar, de forma selectiva, energía en la dermis profunda y en las capas subdérmicas, a través de la superficie de la piel sin que ésta resulte agredida, permitiéndonos luchar contra la flacidez y la celulitis mediante la estimulación de los fibroblastos consiguiendo que éstos generen nuevo colágeno.

El tratamiento de radiofrecuencia, también conocido como lifting sin cirugía, es una técnica no-invasiva (sin cirugía ni anestesia) para el tratamiento de la flacidez corporal ligera que da excelentes resultados.

Utilizamos la última generación de equipos de alta potencia con cabezales tanto Unipolar Radiante como Bipolar, que nos permite entregar la energía a distintas profundidades, y así tratar distintos tipos de flacidez.

TRATAMIENTO

El tratamiento de radiofrecuencia es ideal para aquellas personas que presentan una ligera flacidez en la piel de la cara y cuello, que quieren mejorar el aspecto sin tener que recurrir a la cirugía.

La radiofrecuencia no tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita anestesia.

Por regla general y para conseguir unos resultados óptimos, se realiza una serie de seis o más sesiones, dejando pasar de 20-30 días entre ellas.

RESULTADOS

El resultado es una piel más tersa y una evidente reducción de arrugas y flacidez. El efecto de tensión se aprecia de una forma gradual y progresiva a partir del mes del tratamiento y los resultados suelen durar aproximadamente dos años.

Tras someterse a un tratamiento de radiofrecuencia de estas características, la piel puede mostrar un leve enrojecimiento que desaparece espontáneamente en muy poco tiempo. También es posible algún pequeño edema tras la sesión.

Las sesiones de mantenimiento permitirán asegurar que se conserven los resultados obtenidos.

LA TECNOLOGÍA

La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que generan un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor. Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la Bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, y la Unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo.



Radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia consiste en aplicar, de forma selectiva, energía en la dermis profunda y en las capas subdérmicas, a través de la superficie de la piel sin que ésta resulte agredida, permitiéndonos luchar contra la flacidez mediante la estimulación de los fibroblastos consiguiendo que éstos generen nuevo colágeno.

El tratamiento de radiofrecuencia, también conocido como lifting sin cirugía, es una técnica no-invasiva (sin cirugía ni anestesia) para el tratamiento de la flacidez facial y corporal ligera que da excelentes resultados.

Utilizamos la última generación de equipos de alta potencia con cabezales tanto Unipolar Radiante como Bipolar, que nos permite entregar la energía a distintas profundidades, y así tratar distintos tipos de flacidez.

TRATAMIENTO

El tratamiento de radiofrecuencia es ideal para aquellas personas que presentan una ligera flacidez en la piel de la cara y cuello, que quieren mejorar el aspecto sin tener que recurrir a la cirugía.

No tiene ningún efecto secundario, no es doloroso (tan sólo se nota un cierto calor en la zona tratada) y no necesita anestesia.

Por regla general y para conseguir unos resultados óptimos, se realiza una serie de seis o más sesiones, dejando pasar de 20-30 días entre ellas.

RESULTADOS

El resultado es una piel más tersa y una evidente reducción de arrugas y flacidez. El efecto de tensión se aprecia de una forma gradual y progresiva a partir del mes del tratamiento y los resultados suelen durar aproximadamente dos años.

Tras someterse a un tratamiento de radiofrecuencia de estas características, la piel puede mostrar un leve enrojecimiento que desaparece espontáneamente en muy poco tiempo. También es posible algún pequeño edema tras la sesión.

Las sesiones de mantenimiento permitirán asegurar que se conserven los resultados obtenidos.



LA TECNOLOGÍA

La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que generan un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor.

Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la Bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, y la Unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo.


© Centro Medico Sana Avda. Alonso Fernández de Lugo, nº 10 | La Orotava (S/C Tenerife) Teléfono: 922 34 64 58 Móvil: 618 87 65 10 LOPD
   Política de Cookies